Cuatro cosas que no sabías sobre el “Black Friday”

By Fashion Revolution USA

6 months ago

Por Valeria Ricciulli

El origen real del término “Black Friday” 

Existen múltiples teorías sobre el verdadero origen del término “Black Friday”, pero según History.com, el primer uso documentado de la palabra fue en septiembre 24 de 1869, cuando los banqueros de Wall Street Jay Gould y James Fisk, intentaron comprar copiosas cantidades de oro para que subiera su precio y poder venderlo por un valor aún más alto. En ese viernes, la bolsa de valores cayó precipitadamente, lo que llevó a cientos de ejecutivos de Wall Street y granjeros a la bancarrota.

Por otra parte, en los años 1950, la policía de Filadelfia utilizaba el término “Black Friday” para referirse al “caos” en la ciudad el día después de Thanksgiving. Según History.com, multitudes llegaban desde las afueras de la ciudad para el juego de futbol americano entre el ejército y la marina, que se llevaba a cabo en aquel entonces.

Photo credit: Kippelboy

No es sólo el viernes: Ahora son cinco días seguidos de consumo

Según la Federación Nacional de Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés), las compras en Black Friday ya no sólo ocurren en un día: comienzan el jueves de Thanksgiving y continúan hasta el lunes- completando cinco días en total. Además, según cifras de la NRF, este año se espera que 164 millones de personas compren en Estados Unidos durante ese período. Los días en los que más se esperan compras son en Black Friday, seguido de Cyber Monday, y del sábado del mismo fin de semana.

Un dato curioso: En Black Friday del 2017, según un reporte de Bloomberg, la fortuna del fundador de Amazon Jeff Bezos superó los 100 billones de dólares, debido a que sus acciones en la empresa subieron más de 2 porciento por el optimismo de las  ventas en la fecha.

Según Adobe Analytics, las ventas por internet aumentaron en un 18.4 porciento el año pasado y sumaron 6.59 billones de dólares.

View this post on Instagram

#BlackFriday is around the corner. This “holiday” emphasizes the buying of new goods at discounted prices, resulting in a flurry of excitement and pressure on the consumer’s end to spend and accumulate more and more items. So what are we to do when this now seems like the norm right as #Thanksgiving comes to a close? We’re partnering with @makesmthng to show you how you can repurpose items for good, #BuyNothing, and #MakeSmthng this holiday season. This week, starting on Friday, November 23, “calls on the global maker movement to weave their passion into action, pledging to buy nothing, and replace shopping with creative ideas on how to reuse, upcycle, repair and share existing goods.” @soniakovacevic details more about this exciting @greenpeace partnership now on our blog ? #linkinbio . . . ?: Video courtesy of @makesmthng @fash_rev #fashrevusa #fashrev #fashionrevolution #makesmthng #lovedclotheslast #sustainablefashion #ethicalfashion #fashioncraftrevolution

A post shared by Fashion Revolution USA (@fash_revusa) on

Las multitudes han resultado en tragedias 

Las multitudes de personas que llegan a comprar durante Black Friday han provocado accidentes fatales en los últimos años.

Según la página web Black Friday Death Count, ha habido 10 muertes y 111 heridos durante las compras de Black Friday entre el 2006 y el 2017 en Estados Unidos.

El peso que recae en los trabajadores

En términos de quienes trabajan durante la larga jornada de compras durante estos cinco días, hay dos grupos de personas que sienten la carga: los empleados de las tiendas en EE.UU y los empleados de fábricas en otros países. Según expresó la periodista Michelle Chen en una columna de NBC News, debido a que los trabajos en tiendas son generalmente de horarios irregulares y medio tiempo, estos trabajadores con baja remuneración muchas veces dependen de las horas extra que les ofrecen en la temporada de festividades, para poder pagar sus gastos.

Por otra parte, en China, por ejemplo, los empleados de fábricas donde se producen juguetes como los de Star Wars y Frozen, trabajan hasta 80 horas por semana y se enfrentan a situaciones como robo de salarios y entrenamiento de seguridad inadecuado.