¡5 razones por las que comprar en tiendas de segunda mano o vintage son una muy buena opción!

By Fashion Revolution

2 years ago

 

Artículo por Maria Gil @mariagilmen

 

 

Aunque los productos innovadores de vida ecológica y las nuevas opciones orgánicas continúan presentándose con gran acogida, todavía hay maneras en que uno puede tener un impacto beneficioso en el mundo, reciclando, reutilizando y apreciando. Hoy en día nuestra sociedad se basa en el consumismo, una de las mejores formas de beneficiar tu propio presupuesto, salvar y respetar el medio ambiente y satisfacer tus ansias de comprar productos únicos es comprar en tiendas de segunda mano o vintage.

Naturalmente, el dinero es importante para todos. Cuando se trata de moda de segunda mano, parece lógico suponer que significaría gastar menos. Sorprendentemente, ese no es necesariamente el caso. Si compras una camiseta de un minorista de fast fahsion (ropa de baja calidad pero moderna y barata, cosida en condiciones desconocidas), especialmente a la venta, a menudo será más barata que comprar una camisa de diseñador de segunda mano hecho de materiales de alta calidad. Es por eso que el dinero, por sí solo, ya no es un factor importante para hacer la elección pre-amada. Sin embargo, hay muchas otras razones para comprar ropa, accesorios e incluso muebles, con una historia.

 

 

  1. Puedes permitirte mejores cosas y agregar piezas únicas a tu clóset.

¿Alguna vez has comprado una prenda que te encantó, solo para ver a otras 5 personas exactamente con lo mismo en el día del estrenón? Las boutiques de segunda mano son una solución fácil a este problema. Allí, puedes encontrar hermosas piezas que se ajustan a lo que está de moda en la actualidad y a tu presupuesto, pero lo suficientemente diferentes como para destacar entre la multitud. Mi armario alberga con orgullo tesoros de materiales naturales (muy difíciles de encontrar en tiendas de moda rápida), así como piezas de grandes diseñadores, que de otra manera me hubieran costado una mina de oro.

 

  1. Ayudas a prevenir la devastación ambiental.

Considera la cantidad de recursos necesarios para la producción de una nueva prenda de vestir.

– Si está hecho de fibras naturales, como el algodón, la tierra, el agua y los pesticidas utilizados para el cultivo son todos golpes en la cara de nuestro hogar: el planeta. Por otro lado, si se usan fibras animales, como lana o seda, enfrentamos el problema de la liberación de metano a la atmósfera. Además, estos animales a menudo son tratados cruelmente.

– Si el artículo está hecho con fibras artificiales, como el poliéster, la producción requiere agua y energía, pero también carbón y gasolina, lo que hace que esta ropa sea insostenible.

– El teñido de textiles es un proceso que rara vez pensamos, sin embargo, es una de las razones principales por las que la industria de la moda es tan contaminante. Las fibras artificiales son más difíciles de teñir, razón por la cual los fabricantes necesitan usar metales pesados y compuestos tóxicos. Además, los colorantes se diluyen con agua, lo que contribuye al problema de la escasez mundial de agua. Por último, pero no menos importante, las tintorerías en Asia vierten infame productos residuales en fuentes de agua naturales.

– Si bien nuestra nueva camiseta viaja miles de kilómetros desde sudeste siático hasta el centro comercial más cercano, inevitablemente ejerce presión sobre el medio ambiente.

 

  1. Reduces el tamaño de los vertederos o landfills.

Además de ser insostenible, la moda rápida a menudo también está mal hecha. Para mantener bajos los costos, los fabricantes usan telas y puntadas de calidad inferior. Por otro lado, cuando pagas poco por una prenda, es fácil desecharla una vez que termina la temporada y está pasada de moda.

Como resultado, los vertederos de todo el mundo están inundados con ropas apenas usadas, lo que lleva a problemas ambientales con el suelo, la vida silvestre y la gran masa de tierra que ocupa la basura. Es por eso que la Comisión Europea actualmente está implementando un plan de acción para guardar otras 90,000 toneladas de ropa de los vertederos de la UE para el año 2019. Llena solo una fracción de tu armario con ropa preferida, y ya estás ayudando al proceso.

 

  1. No financiarás explotación laboral e infantil.

Cuando la moda es el tema de discusión, con frecuencia se puede escuchar acerca del trabajo inseguro e injusto. Solo echa un vistazo a la etiqueta en tu playera, para ver dónde fue hecha. Muy a menudo, sería un país en África o Asia, donde la mano de obra es barata y los derechos humanos no son prioritarios.

Al elegir usar una prenda de segunda mano, le quitas el poder del comercio desleal.

 

  1. Apoyas la economía local y la creatividad.

Si eliges comprar en tiendas de segunda mano (revisaré algunas excelentes en México para mi próximo artículo), fomentas el crecimiento de pequeñas empresas locales. En lugar de financiar corporaciones multimillonarias, puedes dar tu dinero a alguien como tú, que tuvo un sueño y lo hizo realidad. Los propietarios y el personal de las boutiques de segunda mano a menudo son gurús de la moda, conocedores de marcas y ropa bien hecha. Además, la mayoría de estas tiendas son lugares acogedores e increiblemente decorados, y brindan una experiencia de compra personalizada.

Todos nos sentimos tentados por las últimas colecciones de grandes marcas y nadie espera que compres solo de segunda mano todo el tiempo. Aún así, espero que la alternativa pre-amada te seduzca para encontrar un tesoro único y de alta calidad, ¡para hacer tu declaración de estilo y ayudar al mismo tiempo!

¿Compras pre-loved?

#LovedClothesLast

Foto de cubierta Athit Perawongmetha/Reuters