Investigando la contaminación por tintes y nuestras alternativas

By Fashion Revolution Spain

3 months ago

La contaminación por tintes es uno de los problemas de la industria textil que amenaza el planeta y nuestro bienestar. Utilizamos el agua como si fuera un recurso inagotable pero la verdad es que solo un 3,5% aproximadamente de toda el agua de la Tierra es dulce y está apto para el consumo. El uso intensivo de la tierra, la deforestación, el cambio climático y el mayor consumo de agua dulce por una población y una industria que no dejan de crecer amenazan nuestros ríos, lagos y los depósitos bajo tierra.

La triste história del río Yangtze

En china, más del 80% de toda el agua subterránea está tan contaminada que no puede destinarse ni para usos agrícolas. En el sudeste de dicho país el 70% del agua contaminada es responsabilidad de las industrias textiles de la zona. 

El río Yangtze es conocido como el río más largo de China y recibe el 40% del desecho industrial y textil de todo el país. Cada año se lanzan allí más de 25 millones de toneladas de desechos, según la WWF. La industria textil posee vertidos con una alta carga tóxica, provocada por muchos metales como el arsénico o el cadmio, que pueden provocar una mortalidad del 100% a las especies marinas. 

El problema de la salubridad ya no solo se encuentra en las ciudades más cercanas del río Yangtze, sino que las zonas más alejadas empiezan a tener problemas con la contaminación. La liberación descontrolada de químicos y tintes ha llegado a modificar el color del agua, donde son normales las mareas rojas, negras o incluso azules.

Río Azul

Para entender la complejidad del problema causado por la contaminación por tintes en las ciudades más importantes en fabricación de tejidos, podemos embarcar en un viaje con el documental River Blue y descubrir la realidad que se encuentra detrás de cada etiqueta. Una rápida pero impactante imagen que nos enseña la realidad de muchos procesos y como actualmente somos capaces de cambiar nuestro impacto en el agua.

Una alternativa: los tintes naturales

Comprendemos la importancia de los colores en nuestras prendas y sabemos que son parte intrínseca y fundamental del proceso de diseño. Por eso, es importante buscar alternativas que no dañen el medioambiente ni nuestra salud. Incluso, el pasado nos puede ayudar en esta búsqueda: hay evidencias arqueológicas de que se han utilizado colorantes textiles desde el periodo Neolítico.

Los tintes naturales son colorantes que se extraen de plantas, insectos y minerales y que tienen la calidad de teñir fibras naturales, tales como: algodón, yute, lana, cáñamo, seda, etc.

Algunas técnicas artesanales de tinte natural

#Ecoprint: una técnica de estampación natural con hojas frescas.

#BundleDye: una técnica contemporánea de estampación natural en que se utiliza el vapor para transferir materiales vegetales sobre la tela.

#Shibori: una técnica tradicional japonesa de teñido. El diseño se consigue moldeando un trozo de tela, creando zonas de reserva y teniéndolo.

Una ayuda de la tecnología

Además de los tintes naturales, la tecnología también nos puede ayudar a disminuir los impactos de la industria textil en la contaminación por tintes. Por ejemplo, ahora ya es posible producir unos tejanos utilizando un 71% menos del agua gracias a la investigación de empresas como Jeanologia. Acabados hechos con tecnología láser o Ozono pueden contribuir para la reducción de  la huella hídrica de la industria textil.

Entonces, ¿qué puedo hacer?

La huella hídrica de un español promedio es de 6,700 L de agua al día, el equivalente a 42 barriles llenos de agua. Eso sucede en un mundo donde al día de hoy, más de 1,000 millones de personas no tienen acceso a agua potable, mientras que 2,600 millones carecen de saneamiento adecuado. Por eso, intentar reducir nuestro impacto es un reto importante y necesario. Durante el mes de marzo, animamos a nuestros seguidores en Instagram a compensar la huella hídrica de sus vaqueros. ¿Te animas?

Acuérdate de que reducir el consumo y comprar de forma más concienciada también son acciones importantes para reducir nuestros impactos en la contaminación del agua. Todo aquello que compramos tiene una huella hídrica que es la cantidad de agua necesaria para que un producto llegue a nuestras manos. Ser conscientes de eso es fundamental para tomar decisiones que hagan de nuestro planeta un lugar más sostenible.

#QuéHayEnMisColores

También puedes unirte a nuestra campaña en redes sociales compartiendo un selfie enseñando la etiqueta de tu prenda de ropa con el cartel ¿Qué hay en mi ropa?, compartirla en las redes sociales con los hashtags #QueHayEnMisColores, #quehayenmiropa y etiquetándonos: @fash_revspain.

Parar y revertir los impactos de la contaminación del agua por tintes es un compromiso con el futuro del planeta y el bienestar de la humanidad. Nuestra contribución individual es importante, pero no debemos olvidar que el cambio de la industria textil es esencial para que podamos empezar una ruta más justa y sostenible.