Desde Chile nos unimos a Clean Clothes Campaign

By Fashion Revolution Chile

3 months ago

Desde Chile nos unimos a Clean Clothes Campaign

Esta campaña internacional busca mejorar las condiciones de trabajo y apoyar el empoderamiento de los trabajadores de la industria mundial de la confección y la ropa deportiva, ayudando a que se garanticen sus derechos fundamentales y laborales. 

Clean Clothes Campaign (CCC) es una red mundial dedicada a mejorar las condiciones de trabajo y empoderar a los trabajadores en las industrias mundiales de la confección y la ropa deportiva. Se fundó en los Países Bajos en 1989 con el nombre de Schone Kleren Campagne.

Hoy en día, esta campaña reúne a más de 230 organizaciones en 45 países, donde se incluyen: sindicatos, grupos de mujeres y feministas, organizaciones de trabajadoras domiciliarias, ONGs de defensa del consumidor, entre otras. Estás organizaciones se encuentran presentes tanto en los países productores de vestuario como en los de mercados de consumo.

Para hablar más en profundidad sobre esta campaña, su relevancia de carácter internacional y cómo podemos sumarnos e invitar a otras y otros a ser parte, nuestra colaboradora María Teresa Flores conversó con Ilana Winterstein, Urgent Appeals Campaigner de Clean Clothes Campaign en Países Bajos.

¿Por qué necesitamos esta campaña?

La industria global de la confección se basa en la explotación de los trabajadores de la confección, en su mayoría mujeres del sur global, ya que las marcas aprovechan la mano de obra barata y las leyes laborales laxas para maximizar sus ganancias. Hay poca transparencia y casi ninguna rendición de cuentas en la industria. Cuando se descubren violaciones de los derechos humanos en las cadenas de suministro de las marcas de ropa, hay pocas o ninguna repercusión en la marca. A menudo, las marcas simplemente niegan su responsabilidad y no hacen nada al respecto.

La desigualdad en la industria es extrema, las marcas obtienen ganancias de miles de millones, mientras que los trabajadores de la confección que fabrican sus productos ganan salarios de pobreza que apenas cubren sus necesidades esenciales, trabajan muchas horas y, a menudo, en condiciones inseguras.

El Covid-19 ha exacerbado esta situación. A millones de trabajadores no se les han pagado los salarios y las indemnizaciones por despido que legalmente se les deben desde que comenzó la pandemia. CCC estima que los ingresos de los trabajadores de la confección a nivel mundial se redujeron en $11,85 mil millones de dólares solo durante los primeros 13 meses de la pandemia. Muchas marcas, por otro lado, han aumentado sus ganancias durante la pandemia. 

La forma en que opera la industria muestra que hay una desconexión entre las marcas y los trabajadores que fabrican sus productos y vacíos legales que permiten a las marcas dar la espalda a los trabajadores, incluso cuando legalmente se les debe salarios o indemnizaciones por despido.

El cambio estructural en la industria está muy retrasado y las marcas, que tienen todo el poder en la industria, finalmente deben rendir cuentas por los abusos en sus cadenas de suministro. Esto es lo que CCC trata de hacer, asegurando que las voces y demandas de los trabajadores sean centrales en las discusiones sobre el cambio.

¿Cuál es el principal desafío?

Es difícil identificar un solo desafío cuando se necesita un cambio estructural en la industria. Necesitamos con urgencia una legislación que haga que las marcas se hagan responsables. En este momento, la industria depende en gran medida de las iniciativas voluntarias para proteger los derechos de los trabajadores, pero estas iniciativas fallan rotundamente en hacerlo y se ha demostrado repetidamente que no son adecuadas para este propósito.

Una de nuestras principales campañas en este momento es Paga a tus Trabajadores – Respeta los Derechos Laborales (Pay Your Workers – Respect Labour Rights), que cuenta con el respaldo de decenas de sindicatos de trabajadores de la confección en los principales países productores de indumentaria, y cuenta con más de 260 organizaciones que lo respaldan, incluidas organizaciones laborales y de derechos humanos.

Las marcas hacen todo lo posible para evitar ser responsabilizadas y el modelo actual funciona a su favor. Hará falta un gran impulso mundial para que firmen un acuerdo vinculante que garantice salarios e indemnizaciones por despido, ¡pero juntos podemos lograrlo!

 

Educamos y movilizamos a los consumidores, presionamos a las empresas y los gobiernos y ofrecemos apoyo solidario directo a los trabajadores en su lucha por sus derechos.

Imagen: @cleanclothes cuenta en Twitter

 

Alguien que viva en Chile y/o en Latinoamérica, ¿cómo puede sumarse a la campaña de CCC?

¡Sí! Necesitamos una acción global para presionar a las marcas y demostrar que existe un deseo común de que respeten a sus trabajadores y protejan los derechos humanos. Muchas de las marcas sobre las que hacemos campaña se venden a nivel mundial, como Adidas y Nike, que son objetivos de la campaña #PayYourWorkers y #RespectLabourRights. Sabemos que el apoyo mundial realmente puede marcar la diferencia.

Cada vez que alguien firma una petición, realiza una acción en línea o protesta fuera de una tienda, ayuda a difundir la conciencia y mostrar a las empresas que queremos un cambio. La solidaridad del consumidor también ayuda a lograr victorias que cambian la vida, como el caso reciente de la fábrica Brilliant Alliance en el que más de 1250 trabajadores en Tailandia ganaron $8,3 millones en salarios atrasados ​​de la marca de lencería Victoria’s Secret, en lo que fue el caso más grande de robo de indemnizaciones por despido en una sola fábrica de vestuario.

La pandemia ha destacado lo interconectados que estamos todos y es hora de usar eso para movilizarnos en conjunto. En la solidaridad, hay poder y cuando trabajamos juntos colectivamente para desafiar un status quo desigual e injusto, podemos hacer que el cambio suceda.

¡Revoluciona con un clic!

La invitación es a ser parte, siendo un/a revolucionario/a desde cualquier parte del mundo.

Puedes seguir las redes sociales de Clean Clothes Campaign (Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn) para conocer las próximas acciones.

También puedes visitar su sitio web que tiene mucha información para crear contenido y unirte a esta campaña desde tu activismo personal o emprendimiento. Otra opción es suscribirse al boletín de noticias para obtener más información. 

La campaña Pay Your Workers está respaldada por más de 260 organizaciones. ¿Quieres que tu organización se una? Puedes hacerlo si eres parte de una organización que está interesada en respaldar la campaña y apoyar las acciones, sigue el enlace aquí https://crm.cleanclothes.org/node/81